En el oeste está el buen vino.

Mendoza es un increíble oasís de cultivo y uno de los paisajes más hermosos de la Argentina.

La ciudad de Mendoza es la más importante del oeste argentino. Ubicada al pie de la cordillera de los Andes, forma un increíble oasis de cultivo regado por los ríos Mendoza y Tunuyán. Es uno de los destinos turísticos más elegidos por las variadas e interesantes actividades que se pueden efectuar.

Mendoza. Foto: Perfil.com

El clima de la región es templado, aunque los cordones montañosos le otorgan cierto grado de aridez. La temperatura en invierno ronda los 3ºC de mínima mientras que la máxima es de 16ºC. En 2005, la ciudad fue elegida la urbe más digital de América Latina en el VI Encuentro Iberoamericano de Ciudades Digitales, debido a la cantidad de servicios por internet ofrecidos a sus residentes. En el rubro turístico es el núcleo desde el cual parten y se ofrecen la mayoría de los servicios turísticos con destino a toda la provincia, y posee una importante oferta hotelera desde el rango de los hostales (hostel) hasta los hoteles 5 estrellas. Mendoza tiene infinidad de lugares para visitar entre los que se destacan el turismo rural, la visita a bodegas y viñedos, fincas, casonas, estancias y museos.

Mendoza, recorriendo una bodega. Foto: Perfil.com

[box] Fuente: Perfil.com[/box]

Compártelo/Share it:

Bariloche es el destino obligado de miles de turistas que la eligen como punto de partida para sus excursiones a todo el sur argentino.

Bariloche. Foto: Perfil.com

El nombre de la ciudad es una mezcla del paso cordillerano hallado por un jesuita al sur del cerro Tronador, Vuriloche, y del nombre del comerciante alemán que construyó la primera casa en 1895, Don Carlos Wiederhold, que por error trascendió como San Carlos. Por una equivocación de imprenta de fines del siglo XIX se cambió el vocablo indígena por “Bariloche”. El 3 de mayo de 1902, por medio de un decreto presidencial, se oficializó la fundación del asentamiento “San Carlos de Bariloche”. La ciudad está emplazada en el centro del Parque Nacional Nahuel Huapi y es la puerta (por vía acuática) al Parque Nacional Los Arrayanes, que protege un bosque único por sus caraterísticas. Se utilizan catamaranes para realizar los paseos lacustres y recibe anualmente turismo nacional e internacional, que se deleita con las múltiples actividades que ofrece esta ciudad al borde del lago Nahuel Huapi.

Bariloche. Foto: Perfil.com

[box] Fuente: Perfil.com[/box]

Compártelo/Share it:

El circuito de Ruinas Jesuíticas de la provincia de Misiones permite conocer paso a paso la historia de la colonización y evangelización de nativos en la época de la conquista europea del territorio americano.

Las Ruinas de San Ignacio, Misiones. Foto: Perfil.com

Las Ruinas de San Ignacio fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En el acceso a las Ruinas de San Ignacio Miní, las más destacadas y reconocidas de Misiones, el Centro de Interpretación y Recreación Jesuítico-Guaraní presenta nueve salas que a modo de relato histórico reconstruyen el pasado, desde la llegada de los primeros españoles, incluyendo una maqueta de lo que fueron las reducciones, y culminando con un emocionante y educativo espectáculo que, mediante luces y sonidos, revive lo sucedido entre los Siglos XVII y XVIII. En un estado más natural y mimetizadas con la selva que las envuelve, otras ruinas menores exhiben su visión de los hechos. Las Ruinas de Nuestra Señora de la Candelaria, situadas a 19Km. de Posadas ; las Ruinas de Santa Ana, ubicadas a 40Km. de la capital provincial; las Ruinas de la Misión de Nuestra Señora de Loreto, emplazadas unos 10Km. más allá; y las Ruinas de Santa María la Mayor, que aparecen pasando Itacaruaré, son los descansos subsiguiente en este itinerario de gran importancia cultural y religiosa. Una interesante arquitectura, ornamentada con figuras en las que puede apreciarse la clara impronta guaraní, constituye la principal parte de este magnífico atractivo turístico-cultural que permite descubrir el modo de organización de la ciudad en los tiempos en que la plaza y el templo funcionaban como ejes estructurales.

Las Ruinas de San Ignacio, Misiones. Foto: Perfil.com

[box] Fuente: Perfil.com[/box]

Compártelo/Share it:

Desde tiempos remotos los viajes relacionados con la salud han sido una alternativa para quienes disfrutan de una vida más saludable en contacto con la naturaleza o para quienes sufren algún tipo de padecimiento.

Las aguas termales de Colón tienen la particularidad que están ubicadas a orillas del río Paraná.

En Argentina hay una amplia tradición de aguas curativas, dada su extensa geografía, la variedad de climas y de lugares de prístina naturaleza.

Las Termas de Colón-Entre Ríos. Foto: Perfil.com

Estas actividades encuentran el ambiente propicio en áreas donde el crecimiento demográfico es menos que moderado, alejadas de los principales centros urbanos, o cerca de ellos, que aún conservan intacta su pureza. Los antiguos pobladores de Argentina ya conocían las virtudes de las aguas termales y de aquellos lugares con productos mineromedicinales de aplicación terapéutica. Un claro ejemplo de ello es que los reyes Incas venían desde el Cuzco a darse baños en lugares considerados sagrados a lo largo de la cordillera de los Andes, como las actualmente llamadas Termas de Reyes, en la provincia de Jujuy, región que antaño perteneció al territorio sur del imperio incaico, el Coyasuyu. Es notable que aún queden en Argentina muchísimas areas agrestes de estas características, sin explotación alguna, como las que se hallan en la amplia zona de la puna atacameña, a casi 4000 metros de altura sobre el nivel del mar, en el noroeste de la provincia de Catamarca, que sólo son conocidas por los lugareños y por algunos aventureros experimentados.

Las Termas de Colón-Entre Ríos. Foto: Perfil.com

Otra zona tradicionalmente recomendada por la benevolencia de su clima, es la de las Sierras de Córdoba, cadena montañosa de poca elevación y vegeación boscosa, en el centro del país. En otras épocas los médicos enviaban allí a pacientes con tuberculosis u otras afecciones respiratorias, quienes mostraban contundentes mejorías. Asi se establecieron varias colonias de salud, que aún permanecen, sumándose a los diferentes atractivos a la provincia. Cada una de ellas posee el microclima particular del valle en el que se encuentran. El stress con el que vivimos hoy en dia ha intensificado la tendencia a viajar a lugares con características climáticas favorables, o a centros de relax o de tratamiento médico, a través de elementos de la naturaleza, como el agua, el aire o la luz solar.

La Flora autóctona de Entre Ríos, los Nenúfares perennes. Foto: Perfil.com

Las actividades terapéuticas más impotantes se clasifican según su contexto en: hidroterapia (empleo del agua con fines terapéuticos), a las que pertenecen el termalismo y la talasoterapia (del griego Thalassa, mar y therapeia, tratamiento o curación), la helioterapia (utilización de los rayos solares con fines terapéuticos), y la climatología médica (características atmosféricas propicias). Toda la zona andina cuenta con aguas termales de diferentes características, algunas de origen volcánico como las de Copahue en Neuquén, o las que se encuentran al pie del volcán Overo en Mendoza. También en Mendoza son famosas las Termas de Cacheuta y Puente del Inca; más al sur, las cercanas al Centro Invernal de esquí de San Martín de los Andes son muy concurridas. Una de las mas populares son las termas de Rio Hondo en la provincia mediterranea de Santiago del Estero, con otro tipo de entorno, más llano y templado. Las termas de Reyes en Jujuy son de las más visitadas. A su vez el litoral mesopotámico posee una amplia oferta termal, en Concordia , Colón, Federación y Villa Elisa. En Salta se encuentran las termas de Rosario de la Frontera. En la provincia de Buenos Aires existen tres centros termales, cada uno con características propias, además de los tradicionales complejos con piletas de agua de mar en Mar del Plata, ciudad que posee modernos spá de mar. [box] Fuente: Perfil.com[/box]

Compártelo/Share it:
Translate »